jueves, 22 de marzo de 2018

Una foto = mil palabras.

Una muy buena foto color tomada por Alejandro Aquino en el invierno de 2015 y publicada en la contratapa de Todo Trenes Nº 115, ilustra con todo el dramatismo que cabe, en el triste proceso de ir apagándose que se encuentra sumido el Ferrocarril Roca y con él, todo lo que fue Ferrocarriles Argentinos.
Aquí publicada en blanco y negro para que el color de la locomotora no distraiga la imagen del todo, muestra uno de los últimos trenes de Ferrosur que recorrió ese ramal, pasando por la vandalizada estación Bosch, en el partido de Balcarce.
Trenes de carga a veinte o veinticinco kilómetros por hora, pisando una vía que no da para mas, cubierta de yuyos y semi tapada por ramas de álamos que crecen al costado sin control, junto a edificios en ruinas de antiguas estaciones, esto es una constante en los ramales de aquel ferrocarril que fue el Roca y un adelanto de los que va a ser la vía principal en pocos años mas.



lunes, 18 de diciembre de 2017

Coches dormitorios

Antes de la llegada de los coches dormitorios fabricados entre los años 1970 y 1973 por Fiat Concord en la provincia de Córdoba, los dormitorios de los trenes del Roca eran aquellos coches de madera heredados del FC Sud, fabricados en los Talleres de Remedios de Escalada entre los años 1915 y 1926.
Diez unidades serie R6 se construyeron entre 1915 y 1916 y cuarenta y tres, serie R7 se hicieron entre 1923 y 1926. Antes de la nacionalización en 1948, las unidades R6 fueron modernizadas y convertidas en R7 llegando así al Roca.

Los 4 primeros dormitorios R6 construidos en 1915.

Dos coches dormitorios de la serie R7.

Dormitorio R7 modernizado en tiempos de EFEA.

Tren Lagos del Sur con dormitorios R7 pasando por Temperley rumbo a Bariloche.

A mediados de los años 70 estaban diseminados por toda la red convertidos en viviendas, comunas y coches de servicio para el personal, algunos estáticos y otros circulando con restricciones como en el caso de las unidades asignadas a trenes de auxilio o cuadrillas volantes de Vía y Obras.De todos ellos, solo he visto un coche preservado por Ferroclub Argentino bajo la custodia del querido Edgardo Paroni y bautizado cariñosamente "La Munich", otro pintado de azul que usa no se para que, Ferrosur y éste de la foto que alguien lo adquirió en mejores condiciones de lo que se ve y lo llevó a Colonia Nievas donde se va destruyendo lentamente.

Vivienda de una cuadrilla de VyO en Otamendi.

Comuna de guardas o camareros en Mar del Plata Norte.

O.271, ex R7 en Ferroclub de Escalada..
Comprado por un particular y estacionado en Colonia Nievas.

Los metálicos Fiat Concord se fueron mezclando con otros de los demás ferrocarriles de trocha ancha y tras el concesionamiento de los servicios, la mayoría de ellos quedó en manos de Ferrobaires y otros fueron a hacer servicio al Ferrocarril Patagónico o a las empresas que corrían a Córdoba o a Tucumán.
Ferrobaires destruyó los suyos prolijamente y los restos están diseminados por Mechita, Maldonado en Bahía Blanca o en el basural de Kilo 4 y sobre vías que fueron del Roca todavía se los ve haciendo servicio para el Patagónico, entre Viedma y San Carlos de Bariloche.

Coche dormitorio Fiat Concord en uso en Tren Patagónico.

martes, 12 de diciembre de 2017

De Bolivar a Guaminí


La vía Bolivar supo tener trenes importantes desde el origen de la línea incluso coches motores Fiat hasta Guaminí y otros que llegaban a Saavedra donde el pasajero podía combinar con otro tren, para seguir viaje a Bahía Blanca. 


Se fue muriendo como casi todo el Roca y ya no hay trenes de pasajeros, hoy solo se ven trenes de carga que FEPSA corre entre Daireaux y Bolivar viniendo o yendo por Racalde y Lamadrid desde o hacia Ingeniero White.
De Daireaux a Guaminí hace tiempo que no circula ningún tren, pero hasta Arroyo Venado, entrando por Saavedra y Puán, la vía esta operable para los trenes de carga de FEPSA.

Bolivar, supo tener gran movimiento por ser estación de una ciudad importante, hoy languidece
y muestras rastros de la falta de mantenimiento de las estaciones de Ferrobaires.
Juan Francisco Ibarra, semi depredada y Urdampilleta,
 edificio agregado a la línea y en muy buen estado.

Pirovano donde reside la cuadrilla de Vía y Obras que mantiene la línea 
y Daireaux donde llegan los trenes de FEPSA.

 Ya sin tráfico, La Larga muy bien mantenida y 
La Manuela, otra agregada a la línea, habitada y descuidada.

 Bonifacio, bien mantenida y Álamos, agregada y semi abandonada.

Da gusto ver la estación Guaminí, no solo por el estado en que se encuentra, también por 
el buen gusto con que fue restaurada, respetando la historia del edificio.


martes, 31 de octubre de 2017

Bahía Blanca, el ferrocarril en el letargo.


Bahía Blanca, en rojo vías explotadas por FEPSA, 
en azul por Ferrosur y en blanco, vías abandonadas

A 133 años de la llegada del primer tren a Bahía Blanca, solo van quedando recuerdos de un tiempo de esplendor. Los primeros rieles fueron del Ferrocarril del Sud y llegaron desde Buenos Aires vía Lamadrid en 1884 y vía Tres Arroyos en 1891, año en que el Ferrocarril  Bahía Blanca y Noroeste inauguraba su primera sección hasta Nueva Roma.
La primera sección de la línea a Neuquén se habilitó en 1897 y al año siguiente desde Grunbein, los rieles accedieron a Puerto Belgrano.
En 1902 el BBNO construyó el ramal a su propio puerto en Galván y tres años después empalmó esas vías con las del Sud en Ingeniero White, mientras tanto en 1903 un nuevo ramal del Sud acortaba distancias con Buenos Aires, cruzando la sierra de la ventana por Pringles.
En 1910 llegó el ferrocarril francés de Rosario a Puerto Belgrano que en 1922 accedío a Bahía Blanca con un ramal desde Solier hasta su estación cabecera, ubicada donde hoy se encuentra la terminal de ómnibus. Finalmente en 1912 el FC Buenos Aires al Pacífico construyó la primera parte de la vía a Patagones, que vendería posteriormente al Sud, empresa que completó el ramal al adquirirlo, diez años después.

Todas estas construcciones fueron delineando una red en torno a Bahía Blanca y su puerto, que tras la nacionalización de los ferrocarriles en 1948, pasó a formar parte del Ferrocarril Nacional General Roca.



Después de haber pasado por una etapa
 de degradación, administrada por Ferrobaires,
 la estación ha sido refaccionada y hoy
 luce en muy buenas condiciones.

En la estación Bahía Blanca Sud había trenes a y desde Plaza Constitución, vía Pringles, otros vía General Lamadrid, vía Guaminí y vía Tres Arroyos, trenes a Bariloche y a Zapala, por las vías del ex BBNO llegaban y salían trenes a Mendoza, a Toay y Santa Rosa, en combinación con el Ferrocarril Sarmiento y desde mediados de los años 50, el tren a Rosario por la vía del ex FCRPB.
También había desde Bahía Blanca Sud trenes locales a Medanos, a Ingeniero White, a Alte. Solier y coches motores a Coronel Suárez, a Dorrego y ramales en la zona de Tres Arroyos.
De todos esos trenes hoy solo queda uno, dos veces por semana, entre Bahía Blanca y Plaza Constitución vía Lamadrid.



El único servicio de pasajeros que llega a BBS
 lo hace con formación china que 
queda allí hasta el momento del retorno.

Ferrosur viene con sus trenes del lado de Neuquén hasta Bordeu, desde allí sobre rieles de FEPSA cruza a Grunbein para seguir vía Pringles hacia Olavarría. FEPSA llega y sale por la vía del ex BBNO cruzando el este de La Pampa hasta Realicó y desde allí hasta Rosario y desde Catriló por vías del ex FC Sarmiento hasta Bragado. Vía Lamadrid llega a Puán desde Saavedra y hasta Lamadrid para cruzar a Bolivar por Recalde y hasta Daireaux.
Por Aguará, via Patagones los rieles se encuentran tapados por el pasto y la arena, solo Tren Patagónico, ex SEFEPA se anima a entrar muy de vez en cuando con el traslado de algún material rodante viajando en punta de pie.


 Calderón sobresale entre el coirón como
 estacionamiento de una ambulancia.


Empalme Grunbein, lugar emblemático de
 Bahía Blanca por el movimiento de trenes que tuvo,
 es hoy un lugar de paso con escaso tráfico.

La vía de Grunbein a Puerto Belgrano se clausuró hace ya muchos años y se usaba la del ex RPB a Alte Solier, pero ésta también se dejó de usar y ya no hay mas trenes a Punta Alta.


Almirante Solier ya se ha olvidado lo que era un tren.

Los Talleres Bahía Blanca Noroeste que fueron concesionados a Ferrosur en 1993, fuero devueltos por esta empresa y hoy demolidos se convirtieron en un gran agujero en la ciudad junto a la vía del ex BBNO. Talleres Maldonado que en época de FA era el depósito de alistamiento de locomotoras diesel, fue tomado por Ferrobaires que allí se dedicó a canibalizar locomotoras y coches para seguir corriendo algún tren, hasta que no quedó mas nada por destruir. Maldonado es hoy un enorme basural de chatarra ferroviaria y desechos del barrio vecino.
Spurr es el taller de mantenimiento diesel de FEPSA y allí funcionan también oficinas administrativas y Control Trenes de la empresa cuyo depósito de alistamiento está en Ingeniero White.



Puerto Belgrano, en la estación funciona un museo de la Armada 
en la que se exponen, entre otras cosas, una locomotora Tubize y 
los viejos coches americanos para transporte de tropa.

 Estación Spurr, ya nadie toma el tren en su andén y 
el edificio se va degradando lentamente.

La Playa de White, como siempre abarrotada de vagones cerealeros.


Un paseo por el puerto.

Las sierras de la ventana desde la garita de Grunbein.

Las únicas señales no absolutas que quedaron en Bahía Blanca, 
están en el Museo Ferrowhite que vale la pena conocer.





domingo, 29 de octubre de 2017

Al oeste del Sud



La línea que construyó el FC Sud hacia el oeste de Bahía Blanca, hacia la cordillera, se habilitó hasta Cipolletti en enero de 1899 y hasta Zapala, en enero de 1914. De la primera parte quedaron no muchas estaciones, ya que originalmente eran 15 de las cuales desaparecieron varias y de la segunda parte desde Neuquén hasta Zapala, se construyeron originalmente 5 estaciones y posteriormente se agregaron dos mas.

Darwin, ex Choele Choel. Ejemplar de la primera etapa.

En la primera parte, cruzando lo que se conoce como el valle medio del Río Negro, se construyeron varias intermedias entre 1927 y 1930 usando el último diseño que aplicó el Sud en sus edificios de estaciones, de las cuales muchas ya no existen o están en ruinas.



Villa Regina, agregada al ramal en 1929, ejemplo de último diseño del Sud.

Existe un servicio de pasajeros denominado Tren del Valle que consiste en un coche motor Materfer que circula entre Neuquén y Cipolletti y es el único servicio de pasajeros en toda la línea. De Neuquén Cargas a Zapala la vía ha sido abandonada por Ferrosur Roca y ya no corre ningún tren. Hacia Bahía Blanca todavía hay sevicio de carga y se espera que se incremente con la renovación de la vía y sistemas de protección, con vista a la explotación de Vaca Muerta.
Cipolletti edificio construido entre 1909 y 1914, con la prolongación a Zapala.


Tren del Valle, coche motor entre Neuquén y Cipolletti.

Ya nadie se acuerda por allí del tren Estrella del Valle que corría diariamente desde Plaza Constitución a Zapala ni de los múltiples trenes de carga que diariamente sacaban la producción frutihortícola de las estaciones entre Darwin y Plotier.


Plaza Huincul, originalmente un apeadero y con edificio construido en dos etapas.





 Zapala, punta de rieles de la línea, edificio ampliado posteriormente.